Está ud. en:

El Municipio


Antequera, ciudad situada en el principal cruce de caminos de Andalucia, ha sido, y lo es en la actualidad, el paso obligado de los viajeros de todos los tiempos. Por su estratégica situación se le ha llamado "el corazón de Andalucía".

El municipio de Antequera, caracterizado por su gran extensión física (810,39 Km2), es el municipio más grande de Málaga y uno de los mayores de España (quinto en extensión). Se caracteriza también:

  • por la existencia de numerosos núcleos urbanos y rurales,
  • por la presencia de una gran diversidad de espacios naturales y productivos,
  • por la implantación de redes viarias de enorme importancia en la estructuración del territorio no ya comarcal sino regional.

Está integrado en la comarca de su mismo nombre, la cual participa de dos de las grandes unidades que estructuran el relieve andaluz: las Cordilleras Subbéticas y el Surco Intrabético. Antequera se encuentra situado a 509,27 metros sobre el nivel del mar.

En su visita a Antequera pueden sorprenderse con restos del Bronce Mediterráneo, como son los dólmenes de Menga, Viera y El Romeral; o también restos romanos, visigodos y musulmanes, así como con los más bellos ejemplos del renacimiento y barroco andaluz.

Mapa comarcaEl municipio ofrece también parajes tan esplendidos y magníficos como la Vega, el pantano de El Chorro, o el Paraje Natural de "El Torcal".

Su dimensión urbana, su cada vez mayor dotación de servicios y su floreciente economía agraria, comercial e industrial hacen de Antequera la ciudad ideal para vivir.

Aunque muy cercana al mar, es una ciudad de interior: la sierra de El Torcal, le aparta de cualquier inclinación marítima, teniendo un clima templado pero con tendencia a la continentalidad, con fríos inviernos y calurosos veranos.

Antequera cuenta con una población de unos 42.400 habitantes distribuida en diversos núcleos: la ciudad de Antequera con una población cercana a los treinta mil habitantes y el resto repartido por los anejos de Bobadilla Pueblo, Cartaojal, Los Llanos de Antequera, Cañadas de Pareja, Vva. de Cauche, La Joya, Los Nogales, Puerto del Barco y la Higuera y la E.L.A. Bobadilla Estación.

Como decíamos anteriormente, Antequera ciudad de interior, refleja el carácter del antequerano en una vida doméstica e íntima,incluso gastando parte de sus bienes en acondicionar, cuidar y decorar su casa, por ello, algunas de estas viviendas nos sorprenden con interiores de gran belleza. Antequera es la ciudad de los ocultos patios tras la cancela del zaguán, de conventos inaccesibles, iglesias cerradas y palacios particulares, en cuyos interiores guardan un riquísimo patrimonio artístico, el cual es desconocido y al que difícilmente se puede acceder.

Antequera está articulada con las más importantes redes de comunicación de Andalucía, por ferrocarril cuenta con  estaciones y el cruce de trenes AVE, y por carretera también con el cruce  de las autovías Granada-Sevilla y Málaga-Córdoba-Madrid. Desde el punto de vista aéreo y marítimo, cuenta con una situación privilegiada de conexión entre los principales aeropuertos y puertos de Andalucía con tiempos que van desde los 40 a 90 minutos entro todos ellos y la propia ciudad de Antequera.

Antequera, que cuenta con una estación de autobuses, ofrece al viajero un servicio regular a todos los pueblos de la comarca y capitales andaluzas.

La Vega de Antequera proporciona al municipio su principal fuente de riqueza, aportando cereales y aceite en gran proporción. El paso por la vega del río Guadalhorce le permite una cada vez más pujante huerta, siendo el espárrago y la patata los principales productos.

A pesar de su tradicional dedicación a la agricultura y la artesanía, Antequera siempre ha tenido vocación industrial. En la zona denominada La Ribera, a las márgenes del río de la villa, pueden contemplarse los restos de fábricas de la que fue una de las más importantes producciones textiles laneras de Antequera. La competencia y la reconversión industrial en agraria hizo que esta industria fracasara. A pesar de ello, ha persistido una economía en pequeños talleres familiares como ocurre con el caso de la fabricación de mantecados, de gran tradición en Antequera y que hoy se comercializa a toda España, Europa y parte de América.

Por su situación geográfica, la comarca de Antequera despierta gran interés entre los inversores de la economía sobre todo en sectores de la distribución, logística y transporte.