Centros e Instalaciones


EDIFICIO SAN LUIS

thmboal.content_edit.1150792264.4396Se trata de un edificio de 900 m2 en pleno centro de Antequera, referencia visual y arquitectónica del acceso más noble y enclavado en un lugar de tránsito obligado, conde confluyen tres arterias fundamentales de la ciudad (Infante Don Fernando, Alameda y Cantareros), centraliza actualmente el trabajo del gestión del OAL "Promoción y Dethmboal.content_edit.1150792293.0576sarrollo", como motor y fibra sensible del desarrollo local y se constituye en testigo de la inquietud social económica. En la actualidad en este edificio tan simbólico dentro de la estética de la ciudad de Antequera, se encuentran ubicadas las oficinas del OAL “Promoción y Desarrollo”, en lo que se refiere a las áreas de administración y de formación, área de Turismo y Comercio.  En su planta baja se encuentra la unidad de orientación “Andalucía Orienta”, programa de asesoramiento en la búsqueda de empleo y el proyecto de Nuevos Yacimientos de Empleo “EmpleateQ” que tiene por objeto fomentar la generación de empleo mediante el impulso de nuevas actividades económicas promovidas en el municipio de Antequera.

 

 

thmboal.content_edit.1150792353.3992EDIFICIO “El Henchidero”

El edificio lo constituye cuatro plantas de forma completamente rectangular de 40,00 x 16,40 m., organizadas en tres crujías paralelas al lado mayor. Las plantas se conectan con una caja de escalera en el extremo norte de la crujía central.
La última planta sobresale a lo largo del edificio como una gran espina dorsal dándole un fuerte carácter emblemático de gran belleza y entidad, resuelta a modo de ático, realza el edificio con un volumen sobresaliente localizado en la crujía central, de la que arranca la techumbre que, a cuatro aguas, cubre el perímetro de la planta; en esta planta se ubica la zona administrativa del centro.
Las fachadas por su parte, poseen una armoniosa composición de huecos, todos del mismo tamaño, correspondiéndose perfectamente con la cadencia de la estructura interna (arcos y pilares). Hacia el lado Este, el edificio se abre a un amplio patio perteneciente a lo que fuera la antigua factoría, donde se encontraban edificaciones menores en muy mal estado.
La actuación sobre el edificio ha pretendido respetar su aspecto exterior y el número de plantas, adaptándolo al programa de necesidades que se requería para el nuevo uso: la docencia (aulas para la impartición de clases teóricas, talleres de prácticas, salas de uso administrativo, comedor, cocinas, etc.).
A continuación se expresa la distribución actual  de las diferentes plantas:

 

thmboal.content_edit.1150791225.8245
Planta baja
  • Distribuidor
  • Núcleo de escaleras y ascensor
  • Aseos-duchas femeninos y masculinos
  • Aula de telemático de la UNED
  • Taller de carpintería de madera
thmboal.content_edit.1150791263.4142
Patio
  • Taller de cantería
  • Taller de forja
thmboal.content_edit.1150791290.8973
Primera planta
  • Distribuidor
  • Núcleo de escaleras y ascensor
  • Aseos masculinos, femeninos y minusválidos
  • Aula-taller de instalaciones (electricidad y fontanería)
  • 2 Aulas de teórica
  • Sala de profesores
  • Almacén
  • 2 Cocina de formación
  • Cocina de repostería de formación
  • Economato
  • Cámara frigorífica 
thmboal.content_edit.1150791316.9897
Segunda planta
  • Distribuidor
  • Núcleo de escaleras y ascensor
  • Aseos masculinos, femeninos y discapacitados
  • 3 Aulas-taller
  • Restaurante
  • Cocina del restaurante 
thmboal.content_edit.1150791346.0195
Planta tercera
  • Sala de administración
  • Despacho de dirección
  • Sala de reuniones
  • Distribuidor 
thmboal.content_edit.1150791527.5784thmboal.content_edit.1150791450.9058thmboal.content_edit.1150791731.3945
Edficio  "Manufacturas Rojas Castilla"
Este edificio formó parte  del complejo industrial  perteneciente a la época de desarrollo fabril de mediados del siglo XIX, período que protagonizó un estimable proceso de industrialización, y que constituyeron un importante punto del resurgir económico de la ciudad, hasta el extremo de que a mediados de ese siglo, más del 35 % de la población activa estuviese empleada en el sector secundario.
Al igual que las tenerías y los molinos harineros, estas fábricas se ubicarón siguiendo el curso del río de la Villa, a lo largo de la ribera, buscando la fuerza motriz en el agua a partir  de las típicas norias. Con estas fábricas se dio un profundo cambio en la estructura productiva, primeramente con la casi completa mecanización del ciclo de producción, en especial del tisaje, y más adelante con un ambicioso proyecto de concentración empresarial que no dio los frutos deseados. Finalmente, se produjo el salto de la energía hidráulica a la eléctrica, lo que permitió liberar a las fábricas a la sujeción a esta fuerza energética no constante y que en consecuencia podía ocasionar flujos en la producción, a la vez que condicionaba la industria a su necesaria ubicación en la ribera.
 
El resultado de esta transformación fue su abandono y la ruina de estas edificaciones, dejando la zona a medias entre su posible explotación agrícola y la constitución de un espacio marginal de espalda a la ciudad consolidada y, por tanto, podría pensarse que sin muchas expectativas. El edificio, tal y como lo encontramos, era un inmueble en estado de ruinas, que tras la adquisición por parte del Ayuntamiento se procede a su demolición.
 
Su distribución interior mostraba una clara adaptación al terreno en ladera , de tal manera que hacia el Camino de Huerto de Perea presentaba una altura de dos plantas, y hacia el río de la Villa aparecía una planta más, bajo las anteriores, en parte excavada prácticamente en la roca que allí aflora, si bien a su vez, la planta alta, en esta fachada queda incluida bajo la cubierta. Su visión desde el camino aparentaba una construcción de baja altura y uso más bien doméstico, mientras que desde la fachada opuesta se mostraba como una construcción con un gran faldón de cubierta que cubría un importante volumen edificado. Su estructura respondía a la propia de esta clase de edificios industriales, donde existían gruesos muros perimetrales y pilares de ladrillo macizos sobre los que se apoyaban arcos del mismo material o dinteles de madera, con los que se pretendían salvar luces que permitieran dejar amplios espacios para maquinaria y almacenamiento.
 
En su interior se apreciaban las huellas de distintas transformaciones a lo largo de los años (eliminación del cuerpo superior central). No quedaba sin embargo, ningún vestigio del uso industrial. Quizás la principal y más llamativa sea la de la noria que existió en su exterior y de la que tampoco han llegado restos.
Al igual que su distribución sobria y sencilla, su decoración apenas tenía elementos de ornamentación de importancia, limitándose a unas finas molduras en el arranque de los cargaderos y de los arcos.
El proyecto de restauración de este edificio tiene previsto que tenga utilidad como Centro de Formación y alojamiento (entre 40 y 45 personas),  para los alumnos de las diversas acciones formativas. Como centro de Formación comenzó su actividad en marzo de 2006, con el inicio de los cursos de formación ocupacional, aunque las clases de teoría de la escuela taller ya se impartían con anterioridad.
 
Este centro acoge diversos cursos y eventos en el poco tiempo que lleva funcionando, siendo el destino principal el de impartición de cursos de la Universidad (español para extranjeros, diferentes especialidades de postgrado,...).
Programa de escuelas taller
  • Clases teóricas
Cursos de formación profesional para el empleo
  • Recepcionista de hotel
  • Camarera de piso
Jornadas y encuentros
  • Curso de formación contínua para empleados (Operador de grúas torre)
  • Encuentro trasnacional programa EQUAL
  • Información sobre el autoempleo para desempleados UPTA, SAE, UTEDLT
  • II Jornada comarcal “Creación y Desarrollo Empresarial” organizado por el Foro para la Promoción y el Empleo

 

ESCUELA DE EMPRESAS Y CENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL PARA EL EMPLEO "ANTEQUERA 2010"

thmboal.content_edit.1150709228.5527

thmboal.content_edit.1150709308.1444thmboal.content_edit.1150717269.9165
Desde 1991 ha albergado la actividad de 54 nuevas empresas, que han supuesto la creación de 264 puestos de trabajo directos y un volumen medio de facturación anual de más de 33 millones de euros. Hasta 2002, la Escuela de Empresas contaba con una asesoría técnica en materia de autoempleo, pero a partir de esa fecha cualquier emprendedor que lo solicite recibe apoyo en todos los ámbitos. Gracias al desarrollo de los programas de la escuela se han creado 15 nuevas empresas, que han generado 17 puestos de trabajo directos, mientras que se ha prestado apoyo de todo tipo a otras 142. A la formación de emprendedores se han dedicado 2.050 horas.bicada en la Avenida La Vega del Polígno Industrial de Antequera, es un referente dentro de este espacion industrial de nuestra ciudad. El recinto, de 6.000 metros cuadrados, cuenta con once naves, un salón de actos con capacidad para 215 personas y cinco aulas, dos de ellas de informática.

Además la Escuela es sede de 8 empresas (que usan sus instalaciones desde 2003), que suponen unos 40 puestos de trabajo directos.      
La de Antequera es laprimera Escuela de Empresas de Andalucía en cuanto a resultados obtenidos, de las 154 existentes. También fue el primer vivero de empresas que se puso en funcionamiento en la comunidad autónoma y su construcción fue financiada en un 40 por ciento por la Junta de Andalucía y un 60 por ciento por el Ayuntamiento. En la actualidad, cuatro de sus once naves están cedidas a la Junta, pero manteniendo su actividad natural. En 2005 también se ha incorporado un técnico de la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), que promueve la aplicación de las nuevas tecnologías en la gestión administrativa y comercial de las empresas.