El Ayuntamiento de Antequera acomete un nuevo pago de casi 1 millón de euros a proveedores alcanzando los 2 millones en un mes

Se completa así un nuevo y destacado ingreso que beneficia en su mayoría a “pymes” y autónomos de Antequera que trabajan con el Consistorio, lo que sigue contribuyendo a colaborar con el desarrollo económico de dichos colectivos.
ESCUDO

El alcalde de Antequera, Manolo Barón, confirma el pago esta semana de una cantidad de 929.560,96 euros englobando en la misma el abono de facturas pendientes con proveedores, tanto en lo que se refiere a gasto de inversión como a gasto corriente. Unido al 1.105.111,25 euros abonados en la segunda quincena de diciembre, hacen un total que supera los dos millones de euros en pagos en apenas cuatro semanas.

En lo que respecta a gastos de inversión, la cantidad abonada ahora en concepto de pagos a proveedores asciende a 107.362,17 euros, mientras que en lo considerado como gasto corriente la cantidad asciende a 822.198,79 euros. Estos ingresos aseguran, por una parte, el demostrado compromiso del Equipo de Gobierno para con las pequeñas y medianas empresas así como con los autónomos que trabajan con el Consistorio al completar de forma regular las obligaciones económicas con las mismas en relación al abastecimiento de materiales o la realización de trabajos y servicios realizados para el Ayuntamiento.

El Alcalde muestra su satisfacción por el desarrollo de unos pagos realizados en base a la responsable y planificada estrategia económica aplicada por todos los componentes del Equipo de Gobierno. De hecho, cabe mencionar que en apenas un mes se ha completado el pago directo de dos millones de euros, recordándose que el abono realizado a finales de año contemplaba también partidas destinadas a colectivos y asociaciones sociales.

“Resulta fundamental completar pagos en tiempo y forma para que, además de encargar o utilizar determinados servicios, las empresas que aportan los mismos puedan cobrarlos de forma adecuada. Llama la atención como ahora conseguimos precios más ajustados por el hecho de acortar los plazos de pago, evitando así intereses que perjudicaban tanto económicamente al Ayuntamiento, como al empresario en cuestión de alargar tiempos de cobro”, concluye el alcalde Manolo Barón.