El Ayuntamiento de Antequera redujo el importe de las facturas reconocidas pendientes de pago a proveedores en un 93 por ciento entre los años 2011 y 2015

De los 7,54 millones de euros que se debían a proveedores en junio de 2011 (cuando acabó el anterior Gobierno del PSOE) se pasó a apenas 470.000 euros en junio de 2015 (conclusión del primer mandato del actual alcalde Manolo Barón). Todo ello teniendo en cuenta además que se añadieron entre cuatro y cinco millones de euros más en facturas que en 2011 no estaban aún reconocidas.
mbaron_deudaproveedores-10022016

El alcalde de Antequera, Manolo Barón, y el teniente de alcalde delegado de Hacienda, Juan Rosas, comparecían en la mañana de hoy ante los medios de comunicación para ofrecer información global de varios marcadores económicos de interés del anterior mandato municipal 2011-2015. En primer lugar, se ha analizado el importe de las facturas reconocidas pendientes de pago, que a la conclusión del anterior Gobierno del PSOE en junio de 2011 ascendía a un total de 7,54 millones de euros, teniendo en cuenta que se incluyeron entre cuatro y cinco millones de euros más en facturas que no estaban reconocidas aún y que fueron objeto de riguroso pago.

Esta cantidad de 7,54 millones de euros contrasta con los apenas 470.000 euros que, a fecha de junio de 2015 (cuando finalizó el primer mandato del actual alcalde Manolo Barón), constaban oficialmente en las cuentas municipales por el mismo objeto: facturas reconocidas pendientes de pago. Todo ello conlleva que en cuatro años se redujo esta deuda en un 93 por ciento, asumiendo además el gasto corriente surgido entre mediados de 2011 y 2015 sin que se haya generado nueva deuda por este concepto.

Por tanto, el alcalde Manolo Barón ha asegurado que “el Ayuntamiento ha pagado de deuda, sólo en lo que respecta a facturas, tres millones de euros anuales entre 2011 y 2015, lo que dan prueba del trabajo responsable desarrollado a la hora de abordar la gestión económica de un Ayuntamiento que ha atravesado sus peores años en el último cuarto de siglo”.

A este respecto cabe también señalar que el número de proveedores pendientes de pago con el Ayuntamiento de Antequera ascendían a 548 en junio de 2011, mientras que cuatro años más tarde se han reducido hasta los 72 que además corresponden en la inmensa mayoría de los casos a los trámites habituales en la gestión administrativa de facturas en una administración pública local como es el Consistorio. De hecho, el Alcalde ha vuelto a incidir en el dato oficial que consta en el Ministerio de Hacienda en cuanto al plazo medio de pago del Ayuntamiento, que actualmente se sitúa en torno a 25 días.

También se ha confirmado la deuda viva existente en el Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2011, que era de casi 22 millones de euros, teniendo en cuenta que en 2012 se le incorporó a la misma el Plan de Pago a Proveedores con el Ministerio que en Antequera alcanzó los 8,5 millones de euros. A pesar de todo ello, se ha logrado reducir esta deuda viva financiera a los 20 millones de euros. Hay que tener en cuenta también que la refinanciación de los préstamos ya asumidos por el Ayuntamiento con nuevas y mejores condiciones así como el hecho de no haber concertado ninguna otra obligación financiera con los bancos en los últimos cuatro años, han provocado este dato tan positivo.

Ante la confirmación de estos datos, el alcalde Manolo Barón le ha pedido a la oposición que no les entretengan ni a ellos ni a los técnicos municipales, puesto que “nosotros decimos la verdad y pagamos”. Esta afirmación la ha dicho bajo la precaución de la expectativa de nuevas políticas generales en España que pueden volver a perjudicar la economía “a través de posibles coaliciones de izquierdas” que se están promoviendo en los últimos días: “Lo fácil es decirle a la gente que el dinero les va a llegar gratis, que va a haber dinero para todos y que se les va a doblar el sueldo, pero al final si todo eso se cubre alguien dejará de cobrar, que fue justamente lo que pasó en el Ayuntamiento porque no se dejó de gastar y también se dejó de pagar”. “Espero que se pueda conservar la senda de la recuperación económica y de la creación de empleo que estábamos consiguiendo ahora en el conjunto de España”, concluye Barón.