Hoy se cumplen dos meses de la declaración como Patrimonio Mundial de los Dólmenes de Antequera sin que haya mejoras en la gestión del conjunto arqueológico

El teniente de alcalde Juan Rosas ha mostrado su preocupación por la manifiesta “desidia” hacia el Conjunto Arqueológico de los Dólmenes por parte de la Junta de Andalucía, ente titular del mismo, al no haberse producido mejoras ni cambios a pesar del manifiesto aumento de visitantes. El Ayuntamiento sigue abogando por la configuración de un patronato gestor, al estilo del que regenta la Alhambra.
jrosas_dos_meses_patrimoniomundial-15092016

El teniente de alcalde delegado de Patrimonio Mundial Dólmenes de Antequera, Juan Rosas, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación con motivo de cumplirse dos meses desde la declaración del Sitio de los Dólmenes –integrado por Menga, Viera, El Romeral, El Torcal y la Peña de los Enamorados– como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Rosas ha comenzado su intervención recordando el compromiso entre todas las administraciones para trabajar unidos con el objetivo de proteger dichos enclaves, dar a conocer adecuadamente su excepcional importancia, trabajar en la promoción del Sitio y explotar turísticamente de forma correcta los bienes reconocidos como Patrimonio Mundial para poder propiciar paralelamente un manifiesto beneficio a nuestra ciudad, al conjunto de la comarca y a la provincia en sí.

Es por ello que, tras dos meses desde la histórica declaración de Estambul, el responsable directo de la campaña promocional más importante acontecida en nuestra ciudad hasta el momento en torno al Sitio de los Dólmenes, muestre ahora su preocupación ante la desidia que hasta el momento ha mostrado la Junta de Andalucía –ente titular del Conjunto Arqueológico de los Dólmenes– a la hora de acometer mejoras que puedan dar respuesta al ya evidenciado aumento de visitantes que se está registrando.

“Todo sigue igual; no hay más personal, ni se han puesto más medios, para mejorar la atención prestada a las avalanchas de turistas que en los últimos meses y, sobre todo desde la declaración del Sitio de los Dólmenes como Patrimonio Mundial de la UNESCO, se está desarrollando en el Conjunto Arqueológico, que sin embargo gracias a su director y los trabajadores actuales están salvando la papeleta como pueden”, manifiesta Rosas.

En lo que a recursos humanos se refiere, el también Teniente de Alcalde Delegado de Hacienda ha informado que el conjunto arqueológico cuenta administrativamente con una estimación, antes de la declaración, de 10 puestos de trabajo. De ellos, sólo 5 se encuentran ocupados: director, administrativo funcionario, ayudante de patrimonio histórico, 1 peón de mantenimiento y un titulado superior en arqueología. De estos 5 puestos de trabajo, únicamente el director del conjunto, Bartolomé Ruiz, al que hay que agradecerle la gran labor que está realizando, se encuentra trabajando. El administrativo, el ayudante de patrimonio y el peón se encuentran de baja; bajas que no han sido cubiertas.

Y la situación mas sorprendente y preocupante, es que el arqueólogo del Conjunto Arqueológico nunca ha pisado los Dólmenes, porque se encuentra desarrollando sus funciones en la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura en Málaga desde 1993.

Razones evidentes por las que Rosas considera que la gestión del servicio administrativo de un bien declarado patrimonio mundial se hace imposible.

Por otra parte, también evidencia la falta de voluntad mostrada hasta el momento para poder configurar un órgano gestor de Los Dólmenes al estilo del patronato que regenta la Alhambra de Granada y en el que tienen cabida todas las instituciones, incluido de forma relevante el Ayuntamiento, además del titular en sí del bien que también es la Junta de Andalucía: “Para seguir esta senda de crecimiento, necesitamos que estas visitas generen más visitas, y ello sólo lo conseguiremos si nuestro ambicioso trabajo de promoción es apoyado por las demás administraciones y, fundamentalmente, si el Conjunto Arqueológico de Los Dólmenes consigue explotarse de forma adecuada como un producto turístico. Si el conjunto arqueológico no está a la altura en este sentido, mucho me temo que todas estas predicciones se quedarán en eso, en predicciones, en sueños de una Ciudad, de una Comarca y de una provincia de lo que pudo haber sido y sin embargo no fue”.

Rosas ha confirmado que van a reiterar a la Consejería de Cultura la necesidad de formalizar nuevos encuentros entre administraciones para poder dar un paso más en lo que supone la gestión de este “tesoro” que ha venido a convertirse la declaración como Patrimonio Mundial de la UNESCO del Sitio de los Dólmenes de Antequera: “La única salida es el trabajo conjunto, el respeto institucional, el dar cabida a la propia ciudad de Antequera –a través de su Ayuntamiento y otras instituciones culturales– para poder afrontar un futuro esperanzador gracias al Sitio de los Dólmenes”. De hecho, los datos previstos para los próximos tres años según un estudio de Turismo Costa del Sol son reveladores: impacto económico directo superior a 10,91 millones de euros, impacto económico indirecto e inducido superior a los 11,81 millones de euros, lo que hace un impacto total de 22,72 millones de euros y una creación de 255 empleos que deberá estar asociada a un aumento en 79.000 del número de visitas a la ciudad.