La Semana Santa de Antequera lució con esplendor pese a la amenaza de la lluvia con una masiva afluencia de público y visitantes

La Semana Santa de Antequera del año 2012 ha llegado a su fin con la amenaza de la lluvia como presencia fiel durante todos los días a excepción del Domingo de Resurrección. Técnicos del Área de Seguridad del Ayuntamiento de Antequera confirman que, entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección, cayeron sobre nuestra ciudad un total de 10,3 litros de agua por metro cuadrado. Pese a ello, nuestra Semana Santa volvió a brillar con luz propia.
Representación corporativa del Ayuntamiento de Antequera en la procesión del Domingo de Resurrección

 

 

La Semana Santa de Antequera del año 2012 concluía brillantemente ayer con la celebración del Domingo de Resurrección y la correspondiente procesión del Resucitado organizada por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Antequera. Precisamente, ayer domingo día 8 de abril fue el único día en que no hubo que mirar al cielo temiendo la posible caída de precipitaciones al ser una jornada totalmente soleada, hecho que contrasta con la realidad del resto de la semana en la que las nubes fueron las protagonistas.

El Área de Seguridad del Ayuntamiento de Antequera confirma que, durante toda la Semana Santa, se han recogido un total de 10,3 l/m2 de agua, distribuyéndose de la siguiente forma: Domingo de Ramos (1,9), Lunes Santo (0,2), Martes Santo (0,3), Jueves Santo (3,6) y Viernes Santo (4,3). Se confirma así que tanto el Miércoles Santo como el Domingo de Resurrección fueron los únicos días en que no se registraron lluvias, si bien cabe recordar que las únicas cofradías que no pudieron realizar Estación de Penitencia por las calles de la ciudad fueron las del Jueves Santo, el Consuelo y los Dolores. Un aguacero deslució las procesiones del Viernes Santo obligando a acelerar el paso y encerrarse recortando tiempos y recorridos previstos, aunque no hay que reseñar ninguna incidencia al respecto. El propio Jueves Santo fue el día en el que las lluvias, tanto de la tarde como de la noche, estuvieron acompañadas por tormentas.

En cuanto a la valoración general de la Semana Santa, el alcalde Manolo Barón la considera como "muy positiva a excepción de las restricciones provocadas por las lluvias aunque ésta no haya podido darse con la ilusión y el fervor de buena parte de los antequeranos", destacando "la afluencia masiva de público tanto en las calles como en establecimientos hosteleros y comerciales de Antequera, lo que sin duda supone un claro beneficio para el conjunto en sí de la ciudad". En el sentido estrictamente cofrade, Barón felicita al conjunto de las hermandades antequeranas por la buena labor desarrollada en el transcurso de la Semana Santa, destacando globalmente a la Agrupación de Cofradías y Hermandades de Semana Santa "porque cuando las cosas se piensan bien, salen bien, muy bien".

Hay que recordar que, además de los cauces de colaboración habituales, el Ayuntamiento de Antequera ha aplicado un conjunto de iniciativas, que hasta ahora no se realizaban, para colaborar con una mejor contextualización y ensalzamiento de la Semana Santa a través de exposiciones al aire libre como la de AFA en los balcones del Ayuntamiento, el engalanamiento de la Casa Consistorial o del edificio de San Luis con reposteros, entre otros detalles. También cabe destacar el buen trabajo desarrollado por los efectivos de la Policía Local de Antequera o Protección Civil para la coordinación y ejecución del dispositivo especial de seguridad y tráfico puesto en marcha con motivo de la Semana Santa, así como de los operarios de Aguas del Torcal en cuanto a la limpieza y mantenimiento de las calles durante toda la semana con el objetivo de ofrecer la mejor imagen posible de la ciudad con motivo de una de las principales celebraciones anuales.