La historia de 600 años atrás, en la exposición del VI Centenario

El alcalde de Antequera, Ricardo Millán, el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, y la presidenta de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), Soledad López, han inaugurado en la mañana de hoy la exposición "Antequera (1410-2010): Reencuentro de Culturas", conmemorativa del VI Centenario de la Incorporación de la Ciudad a la Corona de Castilla.
3349_expo3

La exposición reúne un centenar de piezas de enorme valor histórico, distribuidas en tres secciones centradas en el conocimiento de la villa islámica antes de la conquista, el hecho militar en sí llevado a cabo por el ejército castellano y el proceso que siguió Antequera, a partir de mediados del siglo XV, en la búsqueda de su propia identidad como ciudad en el contexto de las grandes urbes andaluzas de la época.

Las piezas proceden del Museo Municipal y Archivo Histórico Municipal (AHM) de Antequera, Museo de la Alhambra, Museo Arqueológico Provincial de Granada, Museo del Ejército (Toledo), Museo Provincial de Málaga, Museo de Algeciras, Obispado de Málaga, Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario y de la colección particular “Antonio Villodres Lara”.

Entre las piezas más destacables se encuentran el artesonado de los Reyes Católicos procedente de la Alhambra, los capiteles nazaríes del Museo Provincial de Granada, las piezas cerámicas musulmanas de Antequera o el casco meriní de Algeciras.

Organizan la exposición la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), el Instituto Andaluz de las Artes y las Letras (Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía) y el Ayuntamiento de Antequera. Colabora Hojiblanca.

La muestra recuerda el VI Centenario con óleos, grabados, pergaminos, cerámica, esculturas, capiteles, lápidas funerarias… que recrean no sólo el hecho histórico en sí, sino también las circunstancias geopolíticas de la época y el momento social y cultural en el que se desarrolló.

El hecho histórico de la toma de Antequera por el Infante Don Fernando representa, en el conjunto del largo proyecto castellano de dominar todo el sur peninsular, un punto de inflexión entre lo que supusieron las conquistas de Fernando III de las tierras del valle del Guadalquivir y el esfuerzo final de los Reyes Católicos por conseguir para la Corona la anexión de la totalidad del emirato nazarí.

Además, el Infante castellano, que sin duda quería alcanzar la gloria militar como catapulta para sus aspiraciones políticas y dinásticas, supo comprender que por su valor estratégico la conquista de la villa musulmana de madinat Antaqira era su mejor oportunidad. En ello puso todos sus esfuerzos, y los de la nobleza que le acompañó en la empresa, consiguiendo crear un nuevo escenario de carácter geopolítico cuyas ulteriores consecuencias marcarían el resto de la centuria. De hecho el Infante pasaría a la historia como Fernando de Antequera o "el de Antequera".

La exposición, que conmemora aquel trascendental hecho de la historia de España a través de tres secciones, acerca al conocimiento de la villa islámica conquistada y al hecho militar llevado a cabo por el ejército castellano así como al proceso que siguió Antequera, a partir de mediados del siglo XV, en la búsqueda de su propia identidad como ciudad en el contexto de las grandes urbes andaluzas de la época.

1. Madina Antaquira. La ciudad de Antaqira en el siglo XV, dominada por su gran torre del Homenaje, estaba formada por dos recintos amurallados: la Alcazaba y el que protegía la madina. La entrada a Antaqira sólo era posible a través de tres puertas: la de Estepa o de la Villa, Puerta de las Bastidas o de Granada y la de Málaga (obra del sultanato de Muhammad V). En las murallas se distinguen torres de flanqueo y cinco torres albarranas, unidas a la cerca por arcos de medio punto. También destacaban otros elementos arquitectónicos de defensa estática como las barbacanas y el foso. Para asegurar el suministro de agua a la población de la madina los nazaríes prolongaron las murallas hacia el río mediante una coracha. El sistema de abastecimiento se completaba con un aljibe, situado dentro de la Alcazaba y una torre-aljibe que formaba parte de las murallas del norte.

Antaqira contaba con dos mezquitas, dos rábitas (extramuros), baños, alhóndiga y, al menos, una necrópolis en el camino de Granada. Además poseía un albacar, recinto controlado para guardar el ganado. El cultivo del cereal, las grandes dehesas y en menor medida los olivares ocupaban el espacio de la vega. Una red de acequias y norias de cangilones regaban las fértiles huertas de la Moraleda, topónimo alusivo a la producción artesana de la seda.

En este apartado se puede apreciar un buen repertorio de piezas procedentes de las excavaciones arqueológicas realizadas a lo largo de los últimos años por el Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Antequera y que forman parte del Museo Municipal.

Tazas, fuentes y vasijas de cerámica vidriada en colores verde y melado son reflejo de la calidad de la producción alfarera andalusí. Igualmente, se exponen otras evidencias artísticas del brillante período nazarí. Muy significativas son las piezas que proceden del Museo de la Alhambra y del Museo Arqueológico Provincial de Granada, que ilustran sobre la magnificencia que alcanzaron las artes bajo el poder de los sultanes granadinos: cerámicas, maderas y otros materiales. Además, por primera vez se expone en la ciudad el llamado “Jarrón de Antequera”, de la serie de jarrones nazaríes de la Alhambra.

2. La Conquista. Cuando al comienzo del otoño de 1410, y tras un largo asedio de varios meses, el ejército dirigido por el Infante Don Fernando de Castilla conquistaba Madina Antaqira y su Alcazaba, tuvo lugar la caída de uno de los enclaves más fuertes del emirato de Granada. Desaparecía la pieza clave de su frontera occidental y quedaba expedito el paso hacia la Vega de Granada y hacia el propio corazón de la actual provincia de Málaga y su costa.

La toma de Antequera supuso desde el punto de vista estratégico-militar un escenario para poner a prueba las nuevas técnicas y máquinas de asalto: bastidas, escalas, trabucos (especies de catapultas) y el empleo de la pólvora en las lombardas. Por otra parte el recinto amurallado de la Madina ofrecía todas las garantías necesarias en materia de defensa estática: foso, torres albarranas, torres en cremallera, puertas en recodo, antemuros o barbacanas, coracha y una cinturón de pequeñas fortalezas satélites al sur: Aznalmara, Cauche y Jévar para proteger la comunicación con Málaga y el fértil Campo de Cámara. Todo ello se completaba con una tupida red de comunicaciones mediante torres vigías.

El visitante podrá ver en este apartado de la exposición un variado elenco de piezas que relatan la conquista militar del enclave en el siglo XV y que incluyen tanto elementos propios del sultanato granadino como de la Corona de Castilla. Entre ellos destacan la ballesta nazarí procedente del Museo Arqueológico Provincial de Granada y el casco meriní del Museo de Algeciras, entre otras.

3. La búsqueda de la identidad como ciudad. La concesión del título de ciudad en 1443, por voluntad del Rey Don Juan II, supuso para Antequera un nuevo marco institucional y, al mismo tiempo, la búsqueda de una identidad propia que no comenzaría a tomar forma hasta la definitiva conquista de Granada, la capital del emirato nazarí. En este sentido, la primera mitad del siglo XVI contempla la conformación de la identidad de Antequera como ciudad castellana del sur peninsular. Además, su espectacular explosión demográfica iría acompañada de un importante desarrollo cultural, cuyo epicentro radicó en la Real Colegiata de Santa María y en su famosa Cátedra de Gramática. La propia construcción de la iglesia colegial, trazada por Diego de Siloe, o la reivindicación del pasado clásico de las ciudades romanas de su entorno son una muestra del ambiente humanístico que entonces se vivió. En definitiva, se sentaron las bases de la Antequera artística del renacimiento y del manierismo, así como de su importante Escuela Poética.

La Antequera castellana se ilustra con una exposición magnífica de piezas a partir de las cuales se puede comprobar la intensa vida urbana que se desarrolló desde la conquista de 1410. Además de las piezas procedentes de la misma ciudad de Antequera, como la Virgen de la Antigua del siglo XVI de la Iglesia de San Sebastián, destaca una pieza excepcional: el artesonado de los Reyes Católicos procedente de la Alhambra. Igualmente, se muestra alguno de los cuadros dedicados a la conquista de la villa de Antequera.

Catálogo

Como complemento de la exposición se ha editado un catálogo que reúne las piezas y obras artísticas que integran la muestra junto a textos de acreditados investigadores que trazan un recorrido histórico de Antequera, desde su etapa andalusí hasta el siglo XVII.

Congreso Internacional

El Ayuntamiento de Antequera, con la colaboración de la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC), la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Universidad de Granada y el Grupo Hojiblanca, ha organizado el Congreso Internacional "Antequera y su tierra en la frontera. De madina andalusí a villa castellana", que se celebrará en la Biblioteca Supramunicipal de San Zoilo del 20 al 22 de octubre.

El objetivo de este encuentro, que reunirá a una veintena de especialistas, es presentar y debatir las últimas investigaciones realizadas en los territorios de frontera en el ámbito cronológico que va de desde 1369 (toma de Algeciras) hasta 1440, cuando la Corona de Castilla reemprende definitivamente la conquista del Reino Nazarí.



Exposición "Antequera (1410-2010): Reencuentro de culturas"

Organizan:

Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC)
Instituto Andaluz de las Artes y las Letras. Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía
Ayuntamiento de Antequera

Colabora:

Grupo Hojiblanca

Comisarios:

Jesús Romero Benítez
Manuel Romero Pérez
Virgilio Martínez Enamorado
Coordinación técnica:
Marcelo Sartori (SECC)
Isabel Albert (Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía)

Diseño expositivo:

Eloy Martínez de la Pera, (Sintítulo) Proyectos

Diseño gráfico:

Víctor Rodríguez, Fluxop

Arquitecto:

Francisco Bocanegra

Montaje:

Arteria. Logística del Arte S.L.



Centro Cultural Santa Clara

Del 15 de septiembre de 2010 al 7 de enero de 2011

Martes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 h.
Domingo, de 11:00 a 14:30 h.