Pasacalles y tormenta

El pasacalles posterior al pregón de la Real Feria de Agosto, así como el encendido oficial del alumbrado, tuvieron que ser suspendidos ante una intensa tormenta de verano, que descargó 25 litros de lluvia por metro cuadrado en cuestión de minutos. El pasacalles tan sólo pudo llegar hasta la Alameda de Andalucía. La tormenta anegó varias calles del centro y causó algunos problemas en el recinto ferial que se resolvieron con prontitud, gracias a las infraestructuras del Parque del Norte.
1501_pregon11